viernes, 18 de noviembre de 2016

Cuando la Santa Madre de Dios se apareció en Egipto



En la noche del martes 2 de abril de 1968 la Santa Madre de Dios se apareció sobre el techo de una Iglesia ortodoxa copta construida para conmemorar la zona a la que la Sagrada Familia huyó de la persecución de Herodes en Zeitún, cerca de El Cairo (Egipto)

Más de un millón de personas vieron personalmente a la Virgen, entre ellas el presidente de Egipto, Abdul Nasser, que era marxista declarado. Las apariciones fueron filmadas por la TV egipcia y fotografiadas por miles de profesionales.

La policía local al principio pensó que se trataba de una broma sofisticada, por lo que rastrearon la zona por un radio de 15 millas para asegurarse que nada pudiese estar proyectando la imagen. No encontraron nada.

Las apariciones duraron tres años, en el curso de los cuales ocurrieron numerosas curaciones comprobadas por médicos. 

Musulmanes que observaron las apariciones exclamaban utilizando un pasaje del Corán: "María, Dios te ha escogido; te ha purificado; te ha escogido entre todas las mujeres".

Junto a la Virgen se vieron palomas luminosas. Se vio a la Virgen caminar sobre la iglesia, especialmente sobre la cúpula. Las apariciones variaban en duración, desde pocos minutos hasta nueve horas.

Cirilo VI, el patriarca ortodoxo copto, estableció una comisión para investigar las apariciones. Algunos de los miembros de la comisión fueron testigos de un humo violeta fragante que se elevaba de la iglesia durante las apariciones de una mujer envuelta en un brillante globo de luz. Las investigaciones que se llevaron a cabo concluyeron que era un hecho innegable que la Bendita Virgen María se había estado apareciendo en la Iglesia de Zeitún con un cuerpo claro y luminoso, brillante, visto por todos los presentes frente a la iglesia, fueran cristianos o musulmanes.

La Virgen no habló, pero su presencia fue muy elocuente para inspirar y fortalecer la fe. Un año después del comienzo de las apariciones, el patriarca ortodoxo declaró que no tenía duda de que la Madre de Dios se aparecía sobre el techo de la iglesia copta de Santa María. Sin embargo, a los medios de comunicación de Occidente no les pareció que este espectacular milagro fuese digno de ser investigado.


Fuente: www.corazones.org