domingo, 27 de noviembre de 2016

27/11 - Santos Facundo y Primitivo, Mártires


“A orillas del río Cea, en Galicia, los santos Facundo y Primitivo, que padecieron bajo el poder del presidente Ático”.

Se cree que fueron gallegos de nacimiento porque su “passio” –que es del siglo X pero que ya fue puesta en duda en el siglo XII por Rodino, obispo de Braga– dice que en el año 143, estando los cónsules Ático y Pretextato en la ribera del río Cea, Ático se enteró de que dos jóvenes llamados Facundo y Primitivo, se negaban a adorar al dios Febo porque eran cristianos. Indignado, los mandó llamar y trató de convencerlos para que lo hicieran. Ante la negativa de los dos jóvenes, intentó hacerlos renegar de su fe mediante el uso de la tortura: les cortaron los dedos, les retorcieron las piernas e incluso los intentó envenenar.

Viendo que los dos jóvenes no claudicaban ante los tormentos y que los venenos no les hacían daño, ordenó que los desgarrasen con garfios y que les echasen aceite hirviendo en las llagas. Como los santos permanecían impávidos, Ático, furioso, ordenó que les arrancasen los ojos y los colgaran boca abajo y así los tuvo tres días.
El valor demostrado por los dos mártires hizo que muchos se convirtieran, pero a los tres días, mientras los desollaban estando vivos, los guardianes vieron bajar dos ángeles del cielo con dos coronas que pusieron sobre sus cabezas.
Temeroso el cónsul de que se convirtieran más paganos por aquella visión, dio orden de que los decapitaran y así lo hicieron los verdugos. Los cristianos enterraron allí mismo sus cuerpos y empezaron enseguida a darles culto. Actualmente sus reliquias se veneran en Sahagún (León) y en la catedral de Orense.

A ellos se les dedicó el himno de autor anónimo “Fons Deus aeternis pacis”, aunque parece una copia del “Fons Deus vitae perennis” dedicado a San Félix de Gerona. Los primeros datos sobre su culto son del año 652, fecha en la que algunas reliquias suyas fueron depuestas en la basílica de Acci (la actual Guadix, en Granada). El primer calendario que los conmemora es el de Córdoba, que en el año 961 fija su memoria el 27 de noviembre; con posterioridad, figura en todos los calendarios mozárabes en esa misma fecha.

Dudosos son sus orígenes, pues hay quienes los hacen originarios de Orense, mientras que otros dicen que eran de Sahagún (León). Escalona, en su “Historia del Real Monasterio de Sahagún”, editada en Madrid en el año 1782, apoyándose en que desde muy antiguo recibieron culto en León y en que en Sahagún están sus cuerpos, deduce que fueron naturales de allí y lo mismo hacen otros autores españoles modernos, como Gómez Moreno o Zacarías García Villada, pero es que en el calendario de Córdoba, hecho en el año 961, también se dice: “Festum Facundi et Primitivi, sepultorum in eo quod est circa Legionem”. (Fiesta de Facundo y Primitivo sepultados en aquel (monasterio) que está cerca de León). Además, existen muchos testimonios de que allí estaban sepultados y por poner solo un ejemplo, digamos que el rey Alfonso III con motivo de la restauración de monasterio de Sahagún, hizo una donación el 3 de noviembre del año 905 que queda recogida en un documento que dice: “En el nombre de la Santa e Indivisa Trinidad, a vosotros los señores Facundo y Primitivo que después de Dios sois nuestros patronos y cuyos cuerpos están sepultados y venerados en esta venerable iglesia…”. Este monasterio recibió asimismo muchos privilegios en tiempos del rey Alfonso VI de León. Resumiendo: hay quienes defienden que eran leoneses, ¡pero del siglo II!

A favor de la tesis de que los mártires eran orensanos está precisamente la cita que pusimos al principio, el hecho de que en la catedral de Orense, desde tiempo inmemorial, también se veneran parte de sus restos y el que San Rosendo, en el documento fundacional del monasterio de Celanova, el 25 de septiembre del año 942, entre los pocos santos que invoca enumera a Martín Dumiense y a Facundo y Primitivo, instituyendo su fiesta en el monasterio porque eran santos gallegos.


Fuente: www.preguntasantoral.es