miércoles, 26 de octubre de 2016

El CMI facilita la respuesta interortodoxa al texto de convergencia


El Consejo Mundial de Iglesias (CMI) convocó una consulta interortodoxa en Chipre del 6 al 13 de octubre para responder al documento “La Iglesia: Hacia una visión común”, un texto de convergencia presentado por la Comisión de Fe y Constitución del CMI. 

La reunión tuvo lugar en la santa diócesis del metropolitano de Constantia-Ammochostos en Paralimni (Chipre).

El metropolitano Prof. Dr. Gennadios de Sassima, vicemoderador del Comité Central del CMI, y el metropolitano Bishoy de Damietta (Iglesia Copta) moderaron conjuntamente la reunión.

El metropolitano Vasilios de Constantia-Ammochostos, ex moderador y actual miembro de la Comisión de Fe y Constitución, recibió y acogió a los participantes en su diócesis.

Estuvieron presentes treinta jerarcas, sacerdotes, diáconos, profesores universitarios, laicos y jóvenes procedentes de las iglesias ortodoxas bizantinas y las iglesias ortodoxas orientales, así como representantes de la Comisión de Fe y Constitución del CMI.

En la consulta se escucharon y debatieron las posturas de varias iglesias y teólogos ortodoxos, así como documentos que trataban el texto. El objetivo de la consulta era formular una respuesta ortodoxa común al texto.

Además del debate de una serie de temas, el programa incluía oraciones diarias y varias visitas a monasterios y parroquias locales.

“Dado el carácter único de la tradición ortodoxa, la respuesta preparada por este grupo interortodoxo será analizada con especial interés y atención”, dijo el Rev. Dr. Odair Pedroso Mateus, director de la Comisión de Fe y Constitución del CMI. “Se espera que una mayor comprensión común de qué es la iglesia y qué deberían hacer las iglesias divididas para manifestar la iglesia una las lleve a profundizar su comunión dentro y fuera del Consejo Mundial de Iglesias”.

El grupo presentará un comunicado que resume su respuesta a la Comisión de Fe y Constitución del CMI.

“La Iglesia: Hacia una visión común” trata de expresar las convicciones comunes sobre la naturaleza y la misión de la Iglesia y el camino hacia una mayor comunión entre las iglesias. El texto ya ha sido enviado oficialmente a las iglesias miembros del CMI, invitándolas a estudiar y evaluar el documento, y ofrecer sus reacciones y respuestas hasta diciembre de 2016.


Fuente: Consejo Mundial de las Iglesias