miércoles, 2 de marzo de 2016

"Patrología", una obra imprescindible de la B.A.C.


En 1950 Johannes Quasten publicaba en inglés el primer volumen de su patrología; el tercero vio la luz en 1960 (el primero y el segundo, en la traducción italiana y española forman un solo volumen). Quasten, por motivos de salud, no pudo continuar su obra, aparte de que entretanto la bibliografía se estaba ampliando desmesuradamente gracias a un vivaz florecer de estudios sobre la antigüedad cristiana. El Instituto Patrístico Augustinianum, por encargo de la editorial Marietti y con la complacencia de Johannes Quasten, asumió el encargo de completar la parte latina del «período de oro» de los Padres de la Iglesia con la publicación en 1978 de Patrología III (que, en las traducciones inglesa y francesa, constituyen el volumen IV).

La necesidad de continuar la obra hasta los límites tradicionales del período patrístico nos ha persuadido de que eran necesarios otros dos volúmenes: uno para los autores occidentales, y otro dedicado a los escritores de la cristiandad oriental.

La obra del Prof. Quasten se distingue por la claridad, sobriedad y precisión con que resumen el estado actual de los estudios patrísticos, dando una información segura y completa sobre todas las cuestiones relacionadas con los escritos eclesiásticos de la antigüedad y con sus obras. Expone además ampliamente los puntos salientes del pensamiento teológico de los principales autores. Nuestra edición cita en castellano los pasajes patrísticos más interesantes, convirtiéndose de esta manera en un rico florilegio de textos.


Uno de los méritos principales de la obra es el cuidado puesto en recoger toda la producción literaria relativa a los Santos Padres: ediciones, traducciones y estudios. La presente edición ha sido enriquecida con un millar de nuevas referencias y bibliografías, índice de la enorme actividad desarrollada en los últimos años en el campo de la investigación patrística. Constituye, por consiguiente, un repertorio bibliográfico que no tiene par en su género.

La obra publicada por la B.A.C., pues, consta de 4 volúmenes:

I: Hasta el Concilio de Nicea (NO0206).

II: La edad de oro de la literatura patrística griega (NO0217). Este segundo volumen abarca la literatura patrística griega desde el Concilio de Nicea (325) hasta el Concilio de Calcedonia (451). Por él desfila un crecido número de eminentes escritores de la Iglesia antigua, que contribuyeron como pocos al desarrollo de la ciencia eclesiástica.

III: La edad de oro de la literatura patrística latina (NO0422). En él se expone la literatura patrística latina desde el concilio de Nicea al de Calcedonia; completando de este modo el plan que J. Quasten había realizado para los siglos anteriores y para la literatura griega de este período. Es la época del giro constantiniano y de sus continuadores; de figuras como Hilario, Ambrosio, Jerónimo, Agustín y León Magno; de las herejías cristológicas; del pelagianismo, y de la progresiva separación cultural entre Oriente y Occidente. En su organización, esta obra se ajusta siempre a los criterios metodológicos de Quasten, conjugando dos exigencias fundamentales: ofrecer un tratamiento amplio y orgánico de las principales figuras y factores que dominan la literatura y la historia de este período, y no sacrificar al objetivo anterior las figuras menores o menos conocidas. En su elaboración se ha prestado especial atención a los escritores de la península Ibérica.

IV: Del Concilio de Calcedonia (451) a Beda. Los Padres latinos (NO0605). El período de tiempo estudiado va desde el papa León Magno hasta Beda, un período de grandes transformaciones con el nacimiento de numerosos reinos locales, la difusión del cristianismo en otras tierras y la cristianización de nuevos pueblos. El uso del latín permite comunicarse por escrito en este variado contexto étnico y social, aunque, cada vez más a menudo, se recurre a las lenguas «nacionales» como el celta y el gótico: el espacio dedicado a textos escritos en estas lenguas constituye una novedad en un manual de patrología.


Fuente: Biblioteca de Autores Cristianos