martes, 15 de marzo de 2016

El X Congreso Mundial de las Familias se celebrará en la ortodoxa Georgia


Apenas a nueve semanas de la celebración del X Congreso Mundial de las Familias en Tiflis, capital de República de Georgia (#WCFTbilisi2016, mayo 15-18), sus responsables muestran los grandes retos a los que se enfrenta esta nueva edición del mayor foro mundial de la familia, el primero que se celebrará en un país de tradición cristiana ortodoxa y en el que también, por vez primera, participará el máximo líder espiritual de un país, en este caso el Patriarca Illia II, cabeza de la Iglesia Ortodoxa de Georgia.

"Europa está en una encrucijada: el Congreso llega en un momento crucial para el futuro de la familia en el continente", destacan las organizaciones del Comité Coordinador del X Congreso Mundial de Familias, cuya VI edición tuvo lugar en Madrid de la mano de HazteOir.org. Así, identifican tres grandes desafíos:

Por un lado, el X WCF Tiflis 2016 se presenta como ocasión privilegiada "para comenzar el proceso que haga retroceder el marxismo cultural en todo el continente", afirman los organizadores.

Por otra parte, afrontar la caída de la fertilidad que padece como una plaga la mayor parte de Europa: en general, en la Unión Europea, la tasa de fecundidad se sitúa más de un 30% por debajo de la tasa de reemplazo (1,5 frente a 2,1).

En tercer lugar e igualmente decisivo, combatir el radicalismo sexual, la deconstrucción del matrimonio y el adoctrinamiento en teoría de género que, como se observan los organizadores del Congreso, "se propugna desde la UE, ONGs bien financiadas y departamentos de Estado, que fijan ahora su objetivo sobre los países de Europa del Este, los Balcanes y las naciones de la antigua Unión Soviética, sociedades tradicionales, basadas en la fe; un asalto a la familia natural frente al que estamos trabajando duro en el WCF".

En este sentido, se indica la importancia de examinar los retos a los que se enfrenta la defensa del matrimonio tras hechos como la promulgación del llamado "matrimonio homosexual" en Irlanda tras el sí otorgado en referéndum (62% a favor), o la aprobación en Grecia de las uniones civiles.

Hechos como la nueva y abrumadora derrota de la ideología de género en el referéndum de Eslovenia, los más de 2 millones de firmas recogidas hasta la fecha en Rumanía por una enmienda constitucional que blinde el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer; el freno en Hungría y Polonia al intento de forzar el pseudomatrimonio homosexual en todos los países de la UE; o la multitudinaria manifestación del 30 de enero en Roma, donde dos millones de personas se unieron en defensa de la familia y de la infancia, frente al proyecto de uniones civiles y la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

Abordando la decisiva política familiar del siglo XXI

Para abordar todo esto, el WCF apuesta por "una emocionante variedad de ponentes de todo el mundo, que abarcarán temas tan candentes como el matrimonio como fundamento de la civilización y los peligros de su deconstrucción en nombre de una mal entendida igualdad; la disminución de la fertilidad, el aborto, la eutanasia y otros temas que atentan contra el derecho a la vida; la religión como apoyo a la familia; los derechos de los padres frente al adoctrinamiento sexual y la ideología de género, incluyendo el hogar para la escolarización; o la batalla por la familia en los medios de comunicación y en los tribunales, respondiendo al desafío de organismos multinacionales, a la revolución sexual y al marxismo cultural".

Expuestos los motivos que acreditan la importancia de este X WCF, sus organizadores concluyen animando a participar en el mismo cumplimentado la inscripción y difundiendo su celebración y compartiendo sus contenidos en redes sociales, "contribuyendo así a formular la decisiva política familiar europea e internacional del siglo XXI".